16 noviembre 2006

Carrusel


Ayer por la tarde, todavía yo en la oficina, un pito, o sea, un claxon, pita que te pita. Mi compañera protesta, que no puede más, que a ella los ruidos no le dan dolor de cabeza, sino que le revuelven el estómago y ella, mujer tranquila, me dice: “o se calla o le pego un tiro”. Pausadamente me levanto y me asomo a la ventana, no literalmente, quiero decir que miro a través del cristal de una de las ventanas. Abajo en la calle localizo el coche cuyo pito suena (mi vista no alcanza a ver quién lo toca) y el coche en doble fila aparcado cuyo conductor no parece alterarse. A los pocos minutos aparece otro coche que se coloca, también en doble fila, justo detrás del que está no dejando salir. De este coche se bajan dos señoras con dos niños pequeños. La calle es de dirección única, con bastante tráfico, y ellas agarran a los niños -rubios, monísimos, con pantalón corto y calcetines largos- de la mano y cruzan la calle. No, no por el paso de cebra, vamos, si hemos dejado el coche en doble fila ¿Qué sentido tiene acercarse al semáforo a cruzar bien? Llegan al carril bus y saltan los pivotes azules que lo diferencian. Podríamos pensar que es una urgencia, y tal vez lo fuera, tal vez los niños habían amenazado a sus progenitores, no sé bien con que, si inmediatamente no paraban el coche y les subían a los caballitos del carrusel. Teoría que expongo pero que ni yo misma me creo. El caso es que no se cómo, porque mi compañera se había acercado también a la ventana, el coche primero de la doble fila se puso en marcha y se fue. Ninguna de las dos vimos a nadie subir al coche y supongo que fue debido a que los niños nos tenían demasiado ensimismadas. ¿Me serviría esto como excusa para llamar al CSI, a Horatio en particular, o es más un expediente X?
PD: Hoy antes de salir, me asomé de nuevo a la ventana, ni Horatio ni Mulder y Scully, sino dos camiones de bomberos (no creo se escaparan del tiovivo ...)

3 comentarios:

La Solateras dijo...

El mismo fantasma que se llevó el coche, ya puestos, se podía haber llevado a esos niños tan monos y a sus madres

Bosco dijo...

...tu lo que quieres es que venga Horatio...........

bahhia dijo...

La solateras, jajajajjajaja


Bosco shhhhhhhhhhhhhhh