20 julio 2009

Sobre la verdad

En otra ocasión leí: La verdad es la parte inmutable de mí. Todo aquéllo que yo decido creer, se convierte en realidad para mí.

Por eso, nuestros pensamientos son tan importantes. Por eso, hay que pensar bien para vivir mejor. Por esto también, cuando nos encontramos con pensamientos repetitivos y entramos en bucle es bueno ser capaces de salir de nosotros mismos, de convertirnos en autoobservadores y desde fuera, desde ese otro ángulo, volver a mirar y ver qué descubrimos.

La autora del libro Anatonía del espíritu, Caroline Myss, periodista de profesión, se dió cuenta de ello cuando la enviaron a cubrir un incendio. Se había producido en un gran edificio y enviaron a cuatro reporteros. Cada uno, desde una esquina, relataba lo que estaba ocurriendo. Pareciera, que alguno de ellos se encontrara en otro lugar, pues mientras uno hablaba de un auténtico infierno, otro transmitía que no ocurría nada ¿Cómo era posible? La verdad estaba sesgada. Cada uno contaba su verdad. Todas eran ciertas.

Insisto, es importante tratar de mirar desde diferentes ángulos, desde diferentes posiciones, para tratar de obtener una visión que se ajuste lo más posible a la realidad.

Os reto a que nos lo tomemos como un juego y experimentemos mirando desde otro lado.

¿Qué veis?




3 comentarios:

haideé dijo...

¡¡Oye!! ¿Tú que hacer por aquí? Jajajaja... muy buena :))
Avisa, que estaré encantada de que nos veamos y hablemos :)

Del libro que comentas pondré algo más, pero después de este "tocho" de la asertividad, habrá que poner otras cosas :)

Un abrazo, e insisto, avísame, por favor.

José Barroso dijo...

Debemos ser conscientes de esas sabias palabras ( aunque suenen raras para lo no iniciados ) :El mapa no es el territorio. Es decir, que nuestra visión de la realidad no coincide con la misma , sino con nuestra apreciación de la misma , con nuestros condicionamientos y enseñanzas aprendidas.
Salir de nuestro punto de observación y colocarse en otro se hace básico entonces para muy distintas cosas, entre ellas para no quedarse estancado en los problemas.

bahhia dijo...

Haideé, lo de la asertividad es fantástico, te lo he dicho por activa y por pasiva. Estaré atenta a tus nuevas entradas :-)

José, la verdad es que convertirte en tu propio observador te descubre muchas cosas.

Abrazos!