25 febrero 2009

La oración de la rana

Una mujer estaba agonizando. De pronto tuvo la sensación de que era llevada al cielo y presentada ante el Tribunal.

- ¿Quién eres? -dijo una Voz.

- Soy la mujer del alcader -respondió ella.

- Te he preguntado quién eres, no con quién estás casada.

- Soy la madre de cuatro hijos.

- Te he preguntado quién eres, no cuántos hijos tienes.

- Soy una maestra de escuela.

- Te he preguntado quién eres, no cuál es tu profesión.

Y así sucesivamente. Respondiera lo que respondiera, no parecía dar una respuesta satisfactoria a la pregunta ¿quién eres?

- Soy una cristiana.

- No he preguntado cual es tu religición, sino ¿quién eres?

No consiguió pasar el examen y fue enviada nuevamente a la tierra. Cuando se recuperó de su enfermedad, tomó la determinación de averiguar quién era. Y todo fue diferente.



Tu obligación es ser.
No ser un personaje, ni ser esto
o lo de más allá,
sino simplemente ser.


Anthony de Mello
Si todavía no puedes responder esa pregunta, no esperes a enfermar, mírate en tu propio espejo, y descúbrete. Cuando encuentres a tu niña/al niño, abrázale.

14 comentarios:

AsiSoyYo (Tamara) dijo...

Bonita historia...

Pura realidad...

¿Quienes somos?

¿Quienes queremos ser?

¿Qué queremos ser?

Si el espejo respondiera...

Un beso

JAVIER AKERMAN dijo...

Apreciada Bahhia:
¡Magnífica entrada!
Cuando aprendamos a ser sin "referencias", a saber que "yo" soy un agregado de elementos y que no tengo realidad por mi mismo, a que soy parte de "todo" sin necesidad de ser antes "parte de nada"... entonces empezaremos a intuir la realidad y el propósito de la vida.
Un fuerte abrazo.

NuNú dijo...

Muy fuerte cómo parece que necesitamos lo externo para darnos un nombre y clasificarnos dentro de los equipos de la sociedad. Para las mujeres todavía más fuerte que tenemos que luchar contra ideas de siglos que dicen que valemos lo que valen nuestros hijos y cualquier cosa que ellos hagan (sobre todo si no es buena) es nuestra responsabilidad y somos nosotras...

¡Qué buena decisión la de esta mujer!

pipe dijo...

Muchas veces no sabemos quienes somos porque nos han dicho lo que tenemos que ser. Y nos lo hemos creido.:-(
A veces el proceso de llegar a saber quien eres realmente sin acudir a referencias superfluas puede resultar doloroso pero al final seguro que compensa.

Por cierto... ¡magnífica entrada!
bss

LUCIA-M dijo...

Que bonita entrada!
Y que real todo el texto.
Es como si tuviéramos miedo de decir
quien somos de ahí que siempre lo dé
Soy .. Madre, soy esposa soy….
En fin, con lo fácil que seria decir soy Lucia, o Ana…. y a de más de ser yo soy....
esa mujer al final tuvo una buena decisión.

Calfred dijo...

Ves quitando máscaras, busca, busca, busca tu yo verdadero y cuando llegues al final encontrarás que

no hay nada.

Un texto muy Zen, bien mirado :)

Gise =) dijo...

Cuesta saber quines somos realmente pero vale la pena intentarlo, no crees???;)
Ya he leido el libro me gusto a ver que pasa ahora...
Besitos y gracias por pensar en mi para estas cosas!!!!!!!!!!!

Becki dijo...

Me dejaste pensando... y descubriéndome! ;)

Bosco dijo...

Eso es. Ser, ¿pero qué o quien?

María José dijo...

Bahhia:
Me ha gustado enormemente esta reflexión.
Estamos dentro de un grupo social, nos encasillan o nos encasillamos nosotros mismos.

Yo vivo en un pueblo pequeño y detesto ser la hija de, la esposa de, o la madre de. Esa soy yo. No tengo identidad propia.

Trabajo en otro pueblo pequeño y ahí tampoco soy yo, sino mi profesión, soy "La maestra".

Esta reflexión, me la he planteado cientos de veces.
En ocasiones, aunque nosotros mismos sepamos quienes somos, son los demás los que no nos encuentran. No nos descubren y nos apartan de nuestro popio ser.

Al menos en el ciberespacio sí que soy yo misma. Je je je . Por eso me gusta tanto el mundo internauta.

Un saludo.

DianNa_ dijo...

Solo soy yo...

Besos :)

bahhia dijo...

Tamara, el espejo está en nuestro interior. Sólo hay que hacer click y conectar.

Javier, todavía no he llegado a ello, aunque ya lo intuyo. Es como cuando vas llegando a la costa y por el olor, el ambiente, sabes que el mar está ahí.

Nunú, también en nosotras comienza la acción, la otra, la que de verdad queremos.

Pipe, hasta dónde yo conozco en primera persona POR SUPUESTO QUE COMPENSA!!!! Sí, ha sido doloroso, y todavía hay días en que lo es. Pero la balanza siempre es positiva y engrandecedora.


Lucía, sí, tan fácil. Pero lo primero que se hace es preguntar "estudias o trabajas". Quiero saber de ti, dime tu edad, donde vives, estado civil, profesión ... Eso es lo que nos preguntan para saber quiénes somos. Andamos confundidos.

Calfred y tu sabes que en ese vacío no necesitas nada más.


Gise, crearás tus "casualidades". Por lo demás, tu has hecho un gran trabajo contigo misma y también has visto los resultados.

Becki, creo yo que tu sabes quien eres, sino tus montañas de sensaciones no estarían ahí.

Bosco, quién! Pero no el profesor, no el director, no el actor ...

María JOsé, nos encasillan y nos encasillamos. Sí, la blogosfera, el anónimato, te permite a ti misma, mostrarte tal y como eres e incluso te ayuda a descubrirte. ¿Sabes? Yo jugaba con la nintendo al Brain Training y para jugar más me hice dos pefiles: bahhia y otro con mi nombre "real". Bahhia siempre obtenía una edad cerebral inferior, siempre mejores resultados. Me hizo reflexionar. Desde entonces he conseguido que mis dos yos, sean más sólo uno.

DianNa, enhorabuena!!!!

bss

Ejco dijo...

Sea como sea siempre tenemos que ser nosotros, lo demás es complementario

bahhia dijo...

Ejco, pero a veces, creemos que somos eso, lo complementario.

bss