23 mayo 2008

Educar

A raíz de mi entrada anterior, Xavi me envío un correo con el siguiente poema de Gabriel Celaya, que yo no conocía y que hoy quiero compartir con todos vosotr@s.


Educar es lo mismo que
poner un motor a una barca...
hay que medir, pensar, equilibrar...
... y poner todo en marcha.

Pero para eso,
uno tiene que llevar en el alma
un poco de marino...
un poco de pirata...
un poco de poeta...
y un kilo y medio de paciencia concentrada.

Pero es consolador soñar
mientras uno trabaja,
que ese barco,
ese niño irá muy lejos por el agua.

Soñar que ese navío
llevará nuestra carga de palabras
hacia puertos distantes,
hacia islas lejanas.

Soñar que cuando un día
esté durmiendo nuestra propia barca,
en barcos nuevos seguirá
nuestra bandera enarbolada.

Gabriel Celaya

10 comentarios:

MiMundo dijo...

"Soñar que cuando un día
esté durmiendo nuestra propia barca,
en barcos nuevos seguirá
nuestra bandera enarbolada".
...que cuando nos vayamos, seguirán en el mar de la vida, buenos capitanes, buenos grumetes...buenos marineros...
...todos tenemos la responsabilidad de ducar, cada quien según el rol al que pertenece, si maestros...maestros, si padres...padres, si amigos...amigos... vamos por delante y ahora nos toca sembrar semilla buena (sin achicarnos si no vemos aun los resultados deseados...), solo sembrando semilla buena daremos ejemplo de sembrar, solo dando un ejemplo coherente, los que nos vienen por detrás, empujarán fuerte y serán capaces de dejar, cuando se vayan, buenos capitanes, buenos grumetes...buenos marineros...

NuNú dijo...

PARA mí, educar también tiene que ver con respetar y cualquier intento de educar sin tener en cuenta como es la persona pues no me parece...

Imagínate que tu hijo quisiese ser como Bela Lugosi y tú te empeñases en que tiene que ser como la abeja maya... Jejejejejeeje.

Besos, guapa

AsiSoyYo dijo...

Me ha encantado el poema, me gustaría dedicarme a mi sueño, ser maestra y en ello andamos. Muy interesante tu blog te agrego al mío y otro día te leere con mas calma. un saludo

Suntzu dijo...

Hoy me hacía falta leer esto. De verdad. Estoy corrigiendo exámenes y no sé si sirve para algo. Bajones que le dan a una de vez en cuando...
Gracias por el poema.

xavi dijo...

Este poema que te he enviado por correo electrónico me lo dio una maestra de mi hija pequeña cuando ésta iba a la guardería. Durante muchos años ha estado pegado en una zona de la cocina.

Gracias por publicarlo, eso es señal que te ha gustado tanto como a mí.

Ni te imaginas las veces que lo he leido.

besos

bahhia dijo...

mimundo, es precioso! Gracias.

nunú, claro, partimos del respeto, lo damos por supuesto. Aunque no siempre ocurre. Pero vamos, que sí, que si lees la entrada anterior verás que estamos de acuerdo.

asisoyyo, bienvenida. Yo quisé ser maestra, pero mi padre quiso que estudiara empresariales y yo no fui lo suficientemente rebelde. Al final, ni una cosa ni otra. Yo te animo a que sigas tu sueño. Serás una maestra fabulosa.

sutzu, bajones tenemos todos. Imaginas que entre tus exámenes esté el de mi hijo? :-P

Xavi, gracias a ti por enviármelo. Yo también suelo poner cositas en la cocina ;-)

bss.

Abejitas dijo...

Es precioso el poema, y de una gran persona.

Besitusssssssssssssssss de la abeja pequeña que pica y pica y no quema

SoL LuNaR dijo...

¿sabes que bahioa es el cafe de la alegria?

Gise =) dijo...

Guapisima, sabes una cosa este poema lo use como tema de mi primera reunion de padres con mis primeros alumnos de salita de 2 en Argentina, siempre lo recuerdo. A ellos les gustó mucho y yo creo que es una muy buena definición de educación!!!
Bravo por Xavi que te lo envió y bravo por todos los padres como ustedes que implementan estos conceptos de educación!!!
Besotes guapaaaaaaaaa!!!!!!!!!

bahhia dijo...

ejco!!!

sol lunar, no tenía ni idea. Gracias.

gise, otra coincidencia, jeje

bss.