19 abril 2008

Gabriel Celaya

EL ULTIMO RECURSO


En los malos momentos, no os pongáis a llorar,
porque os harán callar con la limosnita de un poco de pan.


En los malos momentos, decid que no entendéis.
Y tras escuchar, decid, porque es verdad, que seguís sin entender.


Cuando os digan: «Caridad», vosotros decid:
«Justicia», porque pedís lo que es vuestro,
no descanso de conciencia para los que dormitan.


Cuando os digan que el problema va a estudiarse,
salid gritando a la calle las razones que los justos llamarán irracionales.

18 comentarios:

xavi dijo...

Yo aún grito y no me entienden, y no pido nada que no sea justo, o al menos justo para mí. Tampoco pido caridad, porque no es una limosna lo que necesito. Seguramente lo que necesite esté dentro de mí y sea yo mismo el que tenga que dármelo.

un beso y un abrazo querida bahhia

Angel y Demonio dijo...

Pues si que podría llamarse un último recurso ... pero me pregunto, cuanto entenderán del problema los justos si nos tachan de irracionales?

Cariños!

NinfA_OccidentAl dijo...

Muy bueno :)! justo así me sentí ante una situación injusta y me llamaron irracional!! pero bueno, yo sigo pensando que estoy cuerda :)! besos!

Bosco dijo...

La energía en la lucha nos da la fuerza para seguir luchando.
La esperanza y la confianza en el éxito nos dan la alegría de cada día, incluso a veces, un sentido a la propia vida.
Sabias palabras, propias de una Agustina de Aragón, tan de moda en este año de celebraciones. La foto, como siempre, perfecta.

MiMundo dijo...

Intentare seguir las instrucciones dadas en tus palabras... en esos malos momentos, que mientras pasan, parecen temporadas eternas. Besos mil.

MiMundo dijo...

...aun a riesgo de ser para los demás irracional...pero yo se... que nada más lejos de mi...

Ejco dijo...

En los malos momentos llama a un amig@ aunque solo hables de cómo está el tiempo. Cuando te digan caridad, muestra tus manos hacia arriba para que vean el reflejo de tu esfuerzo y cuando te digan se estudiará, estudialo antes para ahorrarles tiempo.

Besitos

bahhia dijo...

xavi, ya tienes la respuesta :-) Animo.

angel y demonio, nunca?

ninfa_occidental, porque estás segura de ti misma.

bosco, lucha sí, pero como aventura, como descubrimiento y con alegría :-)

mimundo, esos malos momentos también pasan, son enseñanzas de las que siempre podemos salir reforzadas.

ejco, en los malos momentos, vendrá también la calma.

bss.

Dori dijo...

En los malos momentos lloré.
Me callaron con un poco de pan
que agradecí cual mendigo
a pesar de no saciar mi hambre de presente
ni calentar mi fragua de futuro

En los malos momentos dije que no entendía
y tras escuchar
me culpé por seguir sin entender
me culpé por ser torpe, necia, inmadura
y naufragué en mares de inseguridad

Me dijeron: “Caridad”
y me esforcé hasta extenuarme.
Convencida de mi torpeza e inmadurez,
no dejé hablar a mi voz interior de “Justicia”

Me dijeron que el problema se estaba estudiando,
que iba a resolverse,
que iba por buen camino…
Para entonces, ya en tierra,
mi voz interior había tomado el mando.

Hoy sé, que en ocasiones,
ser descanso de conciencia para los que dormitan,
constituye abrazar la inteligencia, la madurez
y el aprendizaje.

bahhia dijo...

dori, es muy bonito lo que has escrito y muy cierto que ocurre eso. Pero tu lo has dicho "Para entonces, ya en tierra, mi voz interior había tomado el mando". Eso es lo verdaderamente esencial.

bss.

A.V.G. dijo...

qué casualidad! hace unos días compré Los Espejos Transparentes de este gran poeta; un libro de viejo en una editorial argentina, Losada, muy fino, muy delgado, bien conservado, una primera edición del 77.
Me ha gustado.

Besos y Abrazos.

Guerreros de Luz. dijo...

Esos justos no son muy justos.

Javier dijo...

una intensa adoración se proclama al sentir estos versos, a veces desemboca en dolor, pero así es la poesía, la verdad del dolor.

un abrazo.

bahhia dijo...

javier, gracias por tus palabras.

bss.

bahhia dijo...

guerreros de luz, bien lo sabes tu.

bss.

Gise =) dijo...

Que bella poesia, y que profunda. Cuantas veces me han hecho callar con una limosnita de un poco, no de pan sino de cariño. Tan dificil es encontrar quien nos entienda y trate de compartir nuestra alegria, y nuestras tristezas? Solo pido eso alguien que camine a mi lado, no me haga callar, me entienda, que me acompañe y sobre todo no se averguenze de mis locuras, o de mis coherencias.
Besikis preciosa, y gracias por estos momentos para "meditar"!!!!

bahhia dijo...

Gise, un compañero de vida es lo que tu quieres, y seguro que está ahí esperándote :-)))

bss.

Pekas dijo...

Qué grande Celaya... !!!!

Seguiremos gritando si hace falta... callando... sintiendo.. yviviendo... auqneu ello ..en ocasiones ..nos cause más dolor que alegrias... :-)

Vivir... vivir....