19 febrero 2008

Cuando el alumno ....

... está preparado aparece el maestro, pero ¿qué es un maestro? Según el diccionario es la persona que enseña o forma, aquélla de la que se reciben enseñanzas valiosas.

Y en la vida, como en el colegio, el instituto o la universidad, existen diferentes maestros.

Yo antes los imaginaba tipo el maestro Po de Kun Fu, los de la serie de TV, sin embargo, me he dado cuenta que existen otros tipos, que también son maestros si los observamos y aprendemos de ellos. Sí, hablo de los capullos, de las malas gentes, de los ...., que como las meigas, haberlos haylos.


Si alguna vez te cruzas con alguno de ellos, aprovecha la oportunidad. A mí me está permitiendo replantear mi vida, ver lo verdaderamente importante, y dejar de interpretar el papel que se suponía que tenía que representar para obtener el Goya, incluso el Oscar. Está siendo una época de mirar mucho hacia dentro, de bucear hasta mis abismos en busca de esa perla que dice Kabir, y estoy convencida de que los resultados van a ser espectaculares y mucho más llenos de vida.



Otros maestros, son aquéllos que tenemos cerca, y que por algún motivo tenemos que convivir con ellos. Puede ser un vecino, el carnicero, el panadero, un compañero de alguna otra actividad o una persona con la que coincidimos cada día. Incluso puede ser una conversación aislada, escuchada en cualquier rincón. Porque un maestro también es aquél que nos muestra lo que no queremos ser o llegar a ser, es aquél en el que vemos reflejado tristeza, angustia vital, soberbia o cualquier otro adjetivo que queráis de los que al menos yo no considero "positivos", y a través de esa persona descubrimos que un determinado modo de vida nos lleva justo dónde no queremos llegar.

"Vosotros, los blancos, siempre estáis haciendo preguntas.
Nunca os limitáis a observar y escuchar.
Suele ser posible aprender
todo lo que realmente importa saber
sólo observando y escuchando."

Anciano indio norteamericano.

11 comentarios:

Gise =) dijo...

En el mes de Julio despúes de unas vacaciones tranquilas, demasiado tranquilas en ese momento, que me permitieron pensar mucho, me di cuenta que necesitaba alguien que me ayudara a ver más allá de lo que veian mis ojos en ese momento. Desde hace 7 meses hago terapia, necesitaba encontrarme, centrarme, estaba dispersa en muchas cosas para no parar, para no mirarme...
Ahora me doy cuenta que estoy más anlitica, más tranquila. LLeg´´o un momento que me sentía un hamster girando en una rueda y sin saber porque. Es dificil, pero se puede.
Muy bueno lo del Indio, son gente sabia en general.
Fuerza y coraje en la busqueda, entiendo lo que te cueste!!!!!!
Besos!!!!!

Abejitas dijo...

El mejor maestro es el tiempo y la mejor escuela es la vida.

Anónimo dijo...

Hola Bahía,hacia mucho que no entraba a tu blog,y, bueno desearte un lindo año( aunque ya llevamos casi dos meses de el ) y decirte que te admiro mucho , no sé nada y mucho sobre tí a traves de tu blog, pero siento un afecto y alegría singular al leerte( no soy lesbiana jejje ) ( broma ) que Dios te bendiga y nos permita a todos disfrutar de tu blog por mucho tiempo ( a pesar que ya llevo años en la espalda )
Un abrazo a la distancia !
Angy

Suntzu dijo...

Completamente de acuerdo. Tan importante como un buen maestro (en cualquiera de los sentidos que aputas en tu entrada) es un alumno dispuesto a escuchar y aprender.
Me ha gustado la cita.
Un beso.

A.V.G. dijo...

La Universidad Popular y La Institución Libre de Ensañanza deberían potenciarse un poquito para que comprendieramos lo que es enseñar; la maestría es muy difícil.

Saludos.

Dr.MIKEL dijo...

No te puedes ni imaginar lo de acuerdo que estoy contigo en esa reflexión sobre los maestros.
Yo aprendo mas de ellos encuanto lo que no debo hacer que los que realmente me muestran una senda acertada.

IRIS dijo...

Hay tantas cosas por aprender de esta vida, lo importante es encontrar a un maestro adecuado que nos enseñe todas aquellas cosas que necesitamos para evolucionar.
Un abrazo muy grande linda!!!:)

bahhia dijo...

gise, Saber que se puede querer que se pueda, quitarse los miedos sacarlos afuera, pintarse la cara color esperanza, tentar al futuro con el corazón ....

ejcoAbejita, unánomos al tiempo.

Angy, gracias. Si algún día te animas con un blog, avisa.

suntzu, han de coincidir, sí.

a.v.g., lo es!!! También tendríamos que dar más valor a los profesores, pero ese sería otro tema, no??

dr.mikel, sorprenida me has dejado al coincidir ;-)

iris, no creo en un único maestro, sí en múltiples.

bss.

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

es interesante eso que comentas, se parende de las cosas, a como hacerlas, y de las cosas que no deben hacerse. Se aprende mucho de la gente equivodada, pues.

Roger O. Thornhill dijo...

capullos me encuentro yo todos los días y sí que se puede aprender a no ser como ellos.

Aprender de la observación también es posible, aunque requiere paciencia.

Y alrededor siempre tenemos personas, cualquiera que sea su condición, que nos pueden enseñar algo. Incluso en los blogs.

bahhia dijo...

fanmakimaki, sin duda alguna!!!!

roger, como dice fanmakimaki, blogger es una herramienta muy poderosa bien utilizada.

bss.