02 octubre 2007

Escaparate

Esta mañana, escuché una conversación (a veces es inevitable hacerlo). Ocurría en el autobus. Sentadas detrás de mí, dos amigas charlaban sobre la boda de una de ellas, sobre todos los preparativos que eso conlleva. Elegir el salón, el menú, el traje, las flores, las invitaciones, hacer la lista de invitados ¡horror!, la lista de bodas, las pruebas, la iglesia, las amonestaciones ... en fin, que todos lo que hemos pasado por ahí, sabemos cuánto hay que hacer para por fin dormir juntos legalmente y sin estar en pecado. Pero lo que me llamó la atención fue una frase, que curiosamente, se repite: "estoy deseando que todo ésto pase".

Es normal, porque es mucho trajín, muchos nervios, muchas cosas a organizar y coordinar (violines incluidos), pero ¿por que queremos que pase rápidamente?

Se supone que será uno de los días más felices de nuestra vida.
Se supone que lo hacemos porque queremos, que nadie nos obliga a ello.

Sin embargo, ¿no será que toda esa parafernalia del banquete, la fiesta, se hace de cara al exterior? ¿No será que no hacemos la fiesta para nosotros y por eso queremos que termine cuanto antes?

Pues sí, esta mañana me dió por pensar, y creo que muchas veces hacemos cosas simplemente porque toca, sin pararnos a pensar si es realmente lo que queremos o cómo realmente lo queremos.

En el caso de la boda, no me refiero a que alguien no quiera casarse, pero tal vez algo más íntimo, algo que no requiera tanto esfuerzo para quedar bien con los demás, de cara a la galería, para que los otros disfruten, sino para uso y disfrute de uno mismo, es decir, de los novios. Si así se hiciera supongo que uno de los supuestos días más felices de nuestra vida, no estaríamos deseando que pasase.


¡Qué ironias tiene la vida!

Eso me recordó otro tema, el de dar a luz. La futuras abuelas siempre te dicen que es algo maravilloso, que no hay nada que temer. Y, efectivamente, no hay nada que temer. El bebé, de una u otra forma nacerá, pero lo que sí digo, que dar a luz duele, las contracciones duelen y mucho!!!! Entonces, ¿No sería mejor contar la verdad, sabiendo a lo que te enfrentas, y sintiendo igualmente luego lo maravilloso que es tener tu bebé en brazos?





Con todo ésto, lo que pretendo decir, es que muchas veces se vive de cara al exterior, o se vive en una farsa que no conduce a nada, y que las cosas son mucho más sencillas de cómo las hacemos en muchas, tal vez, demasiadas ocasiones.

21 comentarios:

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Aja! diana!!

Eso le dije yo a Marisa. Quiero que cuando nos casemos sea un dái divertido, entre amigos y conocidos.

Lo hicimos!! solo invitamos a hermanos y parejas, padres y amigos nuestros. En total fuimos 40 personas. No veas la que se armó. Me llamaroan desarraigado, insultaron a mi madre (su hermana por ejemplo), mi suegra se pasó con cara de acelga toda la ceremoania, pero..........fue un dái estupendo, sin estress y rodeado d ela gente que nso importaba.

Ahora veo que hice bien.

Angel y Demonio dijo...

Pues supongo que a demasiada gente le importa mucho la parte externa y la imagen en sus vidas. La psicología dice, de hecho, que un porcentaje altísimo de la población mundial funciona bajo estas premisas, debido a lo ambiguas que han sido las explicaciones de todo durante su vida ... haciendolos depender de respaldos externos para reafirmarse. En lo personal, estoy muy de acuerdo con que lo importante es el como uno se sienta a la hora de hacer las cosas, sobre todo en asuntos como el matrimonio, en que lo importante es la comodidad y disfrute de la pareja. :)

Saludos!

bahhia dijo...

fanmakimaki, mi más sincera enhorabuena!!!

angel y demonio, no lo has podido explicar mejor.

******

Mikel dijo...

Evidentemente que se vive muy de cara a la galeria, llevados por normas o preceptos socialmente admitidos.
Como bien dices comenzamos naciendo, pero luego esta el bautizo, la comunion, la confirmacion, el bodorrio, y hasta la muerte tiene un gran parafernalia de puestas en escenas.
Sabes, ahora se estan celebrando hasta los divorcios, jajaja.
Si es que somos de lo mas convencional.
Besetes

mismilcosas dijo...

Hola, pues si q la gente hace cosas porque toca y me da mucha rabia... yo desde hace unos años que intento hacer lo que quiero sin molestar a los demás... hago media aritmética y si veo que no toca, no toca, o simplemente no me apetece...
Yo no sé si me casaré, pero si es así solo invitaré a los que me apetezca y los demás una foto y punto jajaja

Muas
:)

Bosco dijo...

Está claro que todo es un preparativo para salir en la foto.
Detrás de cada foto luego hay vidas
Pero si nos reimos del fotógrafo, pues al menos lo pasamos bien
Aunque haya que vestirse de gala, poner flores y adoptar una forma seria para no quedar mal en la foto.

Eso es lo dífícil, reir.

Ejco dijo...

Ayy si dejasemos el que dirán a un lado e hicieramos lo que de verdad nos apetece, cuantas cosas viviriamos con intensidad. En lo que a mi respecta lo de casarme no me hace ilusión pero si lo hiciera, me gustaría hacerlo a mi manera y no como los demás quieren. Me contaron hace tiempo de una boda; los novios iban vestidos de típicos canarios, porque así lo quisieron, y la fiesta no fue un banquete, sino un asadero (chuletada) en el campo. Creo que ellos si vivieron ese día sin desear que se acabase.

Respecto a dar a luz fiufffff se dicen tantas cosas. Afortunadamente a mi siempre me han dicho la verdad frente a eso, y sé que no será una caricia. Pero como eso hay muchísimas cosas, por ejemplo, y que dirán si no bautizo a mi hijo, y que dirán si no celebro la cominión, y si no le doy el pecho al niño ¿dirán que soy mala madre? etc. Y sin darnos cuenta nos volvemos en esclavos de la opinión ajena. Al final todos los actos de nuestra vida se basan en contentar al resto y eso no es justo, deberíamos disfrutar más nuestra vida.


Besitos

cuchhhi dijo...

que la foto no capture mi espiritu y si lo hace que lo lleve lejos y yo como tengo dinero pues lo compro, o en esta sociedad consumista no se vende?

cruzcampero dijo...

Bueno, el tema de suavizar el embarazo lo veo normal... Pero lo de las bodas creo que tu reflexión tiene mas razón que un santo... Es casi imposible disfrutar los preparativos de una boda, y todo para una tarde (que es la mas especial de tu vida y que la disfrutas, pero lo que te ha costado no se si compensa...).
Pero bueno, creo que finalmente (parto y boda) sólo recuerdas lo mejor.
Un saludo!

bahhia dijo...

mikel, y ya hay listas de boda para todo, bueno, creo que para los que se divorrcian no, e igualmente podrían venirles bien. Si alguna grande superficie toma la idea que nos de comisión, jajajjja

mismilcosas, así debería ser. Las obligaciones para las horas de oficina, los amigos, el ocio, se elige. Si te llega el momento, ya decidirás.

bosco, evidentemente, cuando solo sabemos actuar conforme a las normas establecidas, lo mejor, como siempre, es un poquito de humor, sí señor!

ejco, no siepmre es el que dirán, es que nos metemos en espiraless sin pensar si realmente es lo que queremos. Te digo como a mismilcosas, cuando llegue el momento .... ;-)

cuchhhi, gracias por tu visita, y mucho me temo, o mucho me alegro, de que een esta sociedad el alma no esté en venta. Al menos esa es mi creencia.

cruzcampero, como todo en esta vida, noss quedamos con lo mejor :-)

***********

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Que de comments!!

Mini Mostaza dijo...

Te doy toda la razón...

1besazo!

bahhia dijo...

fanmakimaki, eso pensé yo!!!

mini mostaza, espero que no sea como a los locos, jajajaja.

******

ondina dijo...

snif, snif... pues a mi me encantan las bodas... y si pudiera, repetiría la mía... :-)

bahhia dijo...

ondina, a nosotros también nos gustaría recasarnos al cumplir los 25, pero esta vez, en la intimidad!!!

Habibi dijo...

Si yo fuera hetero no me casaría, sólo me presentaría al juzgado un día cualquiera, vestido de cualquier manera, la que tocase el día, y la ceremonia tardaría lo que tardásemos en firmar los papeles necesarios.
como soy gay, me quiero casar para celebrar que puedo, más que nada, pero indudablemente será muy diferente a la boda tradicional, e íntimo.

bahhia dijo...

habibi, pues si llegara ese momento, como lo tienes clarísimo, disfrutarás.

Adhará dijo...

Que gran leccion!!! pero a veces es dificil. yo que estoy en edad casadera y con ganas de hacerlo no me atrevo a juntar a 20 personas y olvidarme del resto...... SOY UNA COBARDE.......con respecto a lo de tener hijos estoy totalmente de acuerdo, deberían decirnos con pelos y señales lo que hay que pasar y que "supuestamente" (digo esto porque yo todavia no los tengo) merece la pena.

bahhia dijo...

adhará, lo más importante, lo celebres como lo celebres, es que disfrutes ese día, con 20 o con 200 invitados. Y no eres cobarde, simplemente, es que nos han enseñado que es así como debe hacerse y cuesta romper con esas cosas. Insito, disfruta!

En cuanto a lo de ser madre, ¡¡¡compensa todo!!!!

Anónimo dijo...

Estamos metido en un rueda de consumo, si intentas salir de ella te chocas mil veces contra grandes muros ( familiares, amigos), quizas eso haga q cerremos los ojos y digamos " bueno..que más dá le damos gusto y se celebra"
Bahia amiga linda, gracias por hacerme reflexionar. Ana

bahhia dijo...

Ana, gracias a ti por pasar. Otras veces eres tu quién me hace pensar a mí.

Besossssssss