14 febrero 2007

Reacciones en cadena


El proceso de la vida es simple, se repite una y otra vez. Por cada pérdida hay una ganancia; por cada momento triste, existe uno alegre; en cada ilusión marchita una nueva aparece.


Hace unos años me hablaron de un libro “La resonancia mórfica”. Pensé en comprarlo pero todavía no lo he hecho. No ha debido llegar el momento. Según me explicaron, la resonancia mórfica es una interesante teoría que explicaría un patrón de comportamiento, o un patrón de sucesos, de tal modo, que puede haber meses sin que, por ejemplo, se produzca un accidente aéreo, pero si uno ocurre, no lo hace de modo aislado, sino que casi de forma simultánea se dan varios casos. De un modo más simple, más cercano, tenemos el funcionamiento de los electrodomésticos en casa. Si se estropea el frigorífico, a continuación van la lavadora y el lavavajillas. Sí, sí, ya sé que podría ser por una causa simple de uso y antigüedad. Cuando montamos una casa, esos elementos se compran a la vez y, por consiguiente, su vida útil, en teoría, sería la misma. Pero no es así. Porque la vida útil depende también del cuidado que les pongamos, del uso diario, semanal, que les demos ….

¿Y a que viene que me haya acordado yo de ésto? Bosco, por fin, ha encontrado a Gurb. Afortunadamente no en Barcelona, y no porque no me guste esa ciudad que me gusta mucho y además tiene mar, sino por lo que supondría de cambio de vida, principalmente para nuestro hijo en plena adolescencia. Mi empresa tiene oficinas en Barcelona, así que en ese sentido yo también tendría mi traslado “asegurado”. Y sí, ya con su Gurb en la mochila, resulta que no han dejado de ofrecerle otros puestos de trabajo. Los cambios no son de un día para otro. Durante meses estuvo buscando, y nadie llamó a su puerta, o a su móvil. Entonces, en el momento que uno dió la cara, aparecieron todos los demás. Era como si estuvieran al acecho, a la espera …. ¿resonancia mórfica otra vez?

Creo que ha llegado el momento de leer el libro. Es posible que explique otros fenómenos como la telepatía, al fin y al cabo, ésta es una forma de sintonizar con otr@s, ¿no?

5 comentarios:

Oz exbarcelonés dijo...

Barcelona es otro mundo. M'encanta Barna. Madrid resulta provinciano y cazurro al lado de Barcelona. Y el idioma se aprende más fácilmente de lo que piensas, yo llegué a hablarlo sin darme cuenta.
Si se va allí con espíritu abierto y amplitud de miras, y dándote cuenta de que "vas a otro país" para integrarte, es para vivir mejor que en Madrid. Vamos... ¡es otro nivel!
Al chico le coge en mala edad, eso sí, con el problema del idioma en el colegio añadido, pero también con mayor capacidad de cambio, dependería mucho de cómo lo enfrentara él.
Mi hermano llegó a Catalunya en septiembre, y en diciembre estaba dando él las clases en catalán (es un cerebrito, pero da idea de que se puede).
Y sólo hace 25 años que no vivo allí.

bahhia dijo...

Oz, la decisión está tomada, o la suerte echada ... no nos mudamos.
En cuanto a Barcelona, me encanta!.

Sol dijo...

Madrid de provinciano y cazurro no tiene nada. La gente es acogedora, y los que vienen a vivir aquí, no se encuentran "en otro pais" y encima se evitan la molestia de aprender otra lengua. Barcelona me parece una ciudad estupenda, pero me quedo con Madrid.
Bahhia, te deseo mucha suerte en tus cambios.

bahhia dijo...

sol, nos falta el mar ... pero sí, me quedo en Madrid. Aunque no soy yo quién cambia de trabajo, sí repercutirá ese cambio en mí. Estoy convencida que a mejor. Gracias!!!

Bosco dijo...

Ozzie..... el caso es que mientras en Madrid cazurros y provincianos no se sienten así, en Barna ( no todos, solo los cosmopolitas fashion de la muelte) no cesan de recordártelo....
A la paz de Dios, jefe, me alegro de leerle por aquí ;)