22 enero 2007

Silencios


No hablar nunca de una cosa no quiere decir que no se sienta
Alejandro Casona

7 comentarios:

Fanmakimaki dijo...

Me gusta el silencio, sobre todo si no se quiere decir nada, auqnue en este post se dice mucho.

bahhia dijo...

fanmakimaki, cuánta razón tienes! Hasta los silencios hay que saber interpretarlos, tal vez sentirlos, y pueden ser incluso maravillosos.

La Solateras dijo...

Sí...a veces es mejor no decir nada.

Anónimo dijo...

Considero que un buen silencio es esencial para que surja pasión...

Angel y Demonio dijo...

Pues cuando no se tienen ganas, sencillamente no se dice nada. No se puede ser un lorito toda la vida y a cada momento, no? Y debido a la imposibilidad de "no comunicar", diría que un silencio vale a veces más que mil palabras...

Saludos!

bahhia dijo...

solateras, a veces un silencio es un regalo.

mike, no será al revés? que una pasión nos deja sin palabras? ;-)

angel y demonio, efectivamente, si somos loros, entre otras cosas, probablemente aburramos ...

Anónimo dijo...

¿Qué fue antes? ¿El huevo, o la gallina?

Touchée! :D