24 enero 2007

Menú sí, menú no



Es normal que ciertos negocios no prosperen. Os cuento los que nos pasó hoy. Siempre como en la oficina “por necesidades del servicio”. Comer fuera de casa por obligación no tiene ninguna gracia, pero vuelvo a decir lo que en mi post anterior “ésto es lo que hay!”.

12h. Ring ring ….
- Buenos días, me podría decir si preparan el menú para ir a recoger?
- Sí, así es
- ¿Qué tienen de menú?
- 5 primeros (ensalada de lechuga, atún, maiz, aguacate; calabacines gratinados …) 5 segundos (costillas asadas ….) y de postre tarta selva negra.
- Podría tomar nota? Queremos dos menús.
- No, para eso tiene que llamar a partir de las 13h.
- De acuerdo, gracias.

13h. Ring ring …
- Hola, llamé esta mañana, quería encargar los dos menús que quiero pasar a recoger.
- Disculpe, los menús no se preparan para ir a recoger. Puede pedir a la carta si lo desea.
- Esta mañana me dijeron que sí podía recoger menú.
- Yo soy el jefe de sala. Le informaron mal.
- Tienen web para ver su carta o me indica vd. algunos platos?
- No, web no tenemos, pero hay pizzas, espaguetis con cualquier tipo de salsa …
- De acuerdo, vamos a pensar que pedimos y volvemos a llamar. Gracias.

13:10h.
- Hola de nuevo, ya nos hemos decidido. Queríamos una pizza de atún y unos espaguetis gorgonzola (esta vez nos atiende una de las camareras).
- Lo siento, los espaguetis gorgonzola son de menú.
- ¿Cuál es el problema?
- Que si quiere ese primer plato tiene que tomar el menú completo
- Pero me han dicho que no puedo pedir menú para recoger
- Sí, sí, si puede.
- Está vd. segura?
- Un momento que pregunto (¿pueden venir a recoger los menú del día? Sí sí, responde una voz masculina)
- Sí pueden.
- Quiero unos espaguetis gorgonzola, una ensalada, … Necesita un nombre?
- No, con que digan vienen a recoger dos menús es suficiente.
- De acuerdo, en 10 minutos estamos ahí.

13:30h. Llegamos al Restaurante. Ni un solo cliente. El jefe de sala se dirige a nosotras, antes de que podamos dar ni los buenos días:

- Han llamado vds. por teléfono y les dije que el menú no se preparaba para llevar.

Le explicamos de nuevo la secuencia de los hechos, y nos insiste que lo siente mucho pero que nos prepara lo que queramos de la carta, pero que menú no, que si nos han informado mal, lo siente. Que ni la camarera ni el cocinero saben como funciona, que él es el Jefe de Sala y nos ha dicho NO y su palabra es la única que vale. (Toma morenoooo!!!)

Nos dimos media vuelta y fuimos.

Tal vez mañana, según lo peleonas que amanezcamos, pasemos a por una hoja de reclamaciones.

5 comentarios:

La Solateras dijo...

¡Qué autoridad, qué trato exquisito! Cuántos jefes que no saben ser jefes. Bahhia, haznos un favor. Anímate y pon aquí el nombre y la dirección del restaurante.

bahhia dijo...

la solateras, ese negocio prosperará seguro ;-)Lo que no sabemos es hacia dónde.

Una lástima que un jefe de sala, como lo has definido, exquisito?, sea capaz de arruinar el trabajo de otras personas.

c/ Serrano, pasta y pizza.

Tenemos que vernos, sigo teniendo tu esencia, en frasco pequeño, por supuesto!

Besos

Gary dijo...

Como diría mi madre: "¿Qué está este tio tocando, que no sé lo que estoy bailando?"....
Ver para creer.
Besos.

bahhia dijo...

Gary, de tocar mejor no me hables, que en la esquina de la calle tenemos un músico ambulante que parece que ensaye aquí. En navidad, el jingle bells, y ahora "besame mucho", de 9 a ....

La Solateras dijo...

Nos veremos, bahhia. He pasado una semana fatal.